Ir al Indice
 
 

Para seguir navegando
Vínculos directos - Buscar y hacer click
Desayunando hormigas en el parque
 

La historia de Lorenza

Alba del 5 de Diciembre de 1998. El sol nacía tímido y rojizo perfilando la arboleda que comenzaba a insinuar sus verdes como en un saludo susurrado. La doctora abrió la puerta y al entrar, en la penumbra, se percató que algo nuevo había en la habitación.
Una pequeñísima hembra de oso hormiguero, huérfana y debilitada, la esperaba.
Emitía un suave sonido como un gargareo monótono y triste.
Llamaba a su mamá.

Al principio fracasaron los intentos por alimentarla. Se le dio calor y fue puesta sobre una piel, la que abrazó inmediatamente y a la que quedó aferrada como lo haría con su madre.
No aceptaba la leche que se le servía en un plato.
Se descartó el biberón porque las características de su pequeño, largo y delicado hocico lo hacía imposible.
Pasaron los días. Lorenza, como fue llamada, parecía no tener posibilidades de sobrevivir. Se debilitaba cada vez más.
Si no tomaba alimentos, moriría de un momento a otro. Pero el calor del contacto directo y la paciencia dieron sus frutos.
Al 5º día la osita, estimulada por la tibieza y los mimos sacó su finísima, larga y pegajosa lengua y comenzó a beber la imprescindible leche del cuenco de la mano de su cuidadora.
La esperanza renacía.

Lorenza de a poco comienza a tomar más leche. Se va recuperando y a fines de Diciembre ya se alimenta con leche suplementada con carne molida muy chiquita.
En Febrero comienza a caminar y a realizar cortos paseos. Obsesivamente se prende con sus pequeñas garras de los pantalones de sus cuidadores trepando por ellos. La necesidad de protección se manifiesta de esa manera.
Gabriela llegó de Suiza el 13 de Abril de 1999, a través del Programa de Intercambio Cultural. Todavía con el asombro pintado en sus ojos por el nuevo, desconocido y exuberante paisaje, sacó de paseo a Lorenza.
La armonía del contacto fue instantánea. La educada europea y la pequeña salvaje, no se separarían más en el tiempo que duró la permanencia de la joven suiza.
A partir de ese momento, la llegada de Gabriela era para Lorenza el feliz anuncio de un delicioso desayuno de hormigas, instintiva y muy cuidadosamente seleccionadas por la pequeña osita, en el gran parque del Botánico.
El cuerpito de Lorenza crecía, el alma de Gabriela también.

La osita ayuda

Lorenza pagó con creces el esfuerzo puesto en salvarla.

Fue muy importante en innumerables Talleres Infantiles, realizados sobre todo en las vacaciones de invierno. Su papel en las tareas de Educación resultó invalorable.
Ella era feliz con su desayuno de exquisitas hormigas junto a su amiga Gabriela y al llegar el momento del descanso, tenía un enorme nido de alfalfa en el que acurrucarse tapándose con la gran cola hasta que su cuerpo desapareciera de la vista.

Y llegó el momento de la despedida


Agosto de 1999. Gabriela se va. Cumplidas sus actividades previstas, debe regresar a Suiza. Se despide de Lorenza y la emoción la embarga.

En su maleta, la pequeña talla de un oso hormiguero, regalo de su guía en Paraguay,
es para ella un símbolo y una síntesis de sentimientos hermosos que la acompañarán
para siempre.

En comunicaciones posteriores, ella nos cuenta que a veces su mirada pasa del nevado paisaje que observa por la ventana a su mesa de trabajo y allí, la pequeña talla de madera la traslada en el tiempo y el espacio.

Entonces, nuevamente pasea por el parque de aquel remoto país, con su Lorenza seleccionando cuidadosamente el desayuno de hormigas, el sol brillando en el aire puro y los pájaros bordando el cielo con dibujos misteriosos.

Una simple historia más, en la que el verdadero protagonista es el amor a la vida.

Abril de 2001:
Astrid Gehre alimenta a Brisa y Bruma, decomisadas por la Fiscalía de Medio Ambiente en Febrero de ese año.


Oso hormiguero o Jurumi (Myrmecophaga tridactyla)
CLASE: Mamíferos
ORDEN: Edentados
FAMILIA: Myrmecophagidae
GENERO: Myrmecophaga
ESPECIE: tridactyla
CARACTERISTICAS:
Este mamífero de aspecto curioso pertenece al orden de los edentados. Se caracteriza por tener un hocico alargado en forma tubular, terminado en una pequeña boca. Los miembros anteriores son muy potentes terminando en 3 dedos provistos de uñas en forma de gancho.
En el lomo se forma una larga crin de pelos cerdosos que termina en una enorme cola en forma de abanico.
En caso de ser atacado por algún depredador como el jaguarete, el oso se sienta en sus patas traseras y extiende los brazos golpeando con fueretes manotazos a su agresor, para quien pueden ser mortales las heridas provocadas por sus poderosas uñas curvas.
 
Su coloración es pardo negruzca con una franja negra que desde el pecho va por los flancos hasta el dorso. Su peso es de 40 kilos, pudiendo un macho adulto superar los 50 kilogramos.
 Edentados
 Los osos hormigueros pertenecen al orden de los edentados,  mamíferos a los que les faltan las principales piezas dentarias.
 De ellos, los osos hormigueros son los verdaderamente  desdentados.
 Pertenecen a este grupo, entre otros, los perezosos,
 los armadillos y el tatú carreta.
Perfecto camuflaje
A los pocos días de nacido el pequeño osito, se encarama en el lomo de su madre al que se aferra fuertemente.
Se ubica de tal manera que la franja negra de su cuerpo se superpone a la de su madre, pasando aun más inadvertido para los depredadores.

Oso melero

Mucho más pequeño que el jurumi pero de aspecto similar, su coloración es amarillo-naranja con una franja negra que se extiende desde el pecho a la espalda.
La cola carece de pelos y es prensil lo que le facilita el ascenso a los árboles.
De hábitos arborícolas, habita sabanas, bosque y selvas.
Se lo considera amenazado tanto a nivel nacional como internacional.
Hábitat:
Selvas, sabanas y bosques xerófilos .

Distribución geográfica:
Esta subespecie se distribuye desde Venzuela y Guayanas hasta el norte de Argentina .

Alimentación:

Hormigas y termitas. Con sus poderosas uñas rompe los nidos e introduce su larga y pegajosa lengua en la que quedan adheridos los insectos.

Reproducción:
Luego de 6 meses de gestación, la hembra da luz a 1 cría que se prede al lomo de su madre, donde permanece varios meses .

El oso hormiguero o jurumi (Myrmecophaga tridactyla)

 Su población se ve afectada seriamente por la destrucción de su hábitat y la cacería .
A nivel internacional está incluído en el Apéndice II de CITES
SUJETO A ESTRICTA SUPERVISION

 
Ir arriba
Vínculos directos - Buscar y hacer click